5 nov. 2007

El libro de la vida




¡Oh! Dios mío
abre tus brazos fuertes
infinitos...
cual sendero centelleante
entre la vida y la muerte
de errantes meteoritos

Dime que me ámas
con tu voz de trueno
león de melena acrisolada
rey del universo eterno

¡Mira! mis desahucios
no tengo ánimos...
soy una caña aplastada
del lago disecado
en el desierto árido

Guarda en tu odre
mis lágrimas
escribe mi nombre en tu libro
¡No des vuelta la página!
recoge mi grano de vida
en tus silos

Y...redime mi alma
con la sangre de aquel
que enseño tu palabra
en el monte de olivos

0 comentarios:

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan