6 nov. 2007

Otoño mío



Algunos dicen
que es premonitorio
ver lagrimear el otoño
cuando los árboles
mudan
su ropaje de oro

Otros dicen
que es triste
indecoro
que las aves
no tengan sombras
que ya no resisten
que las moje la lluvia


Y cuando el Dios
de los alados las nombra
a veces entonan
melodías espurias


El otoño llega igual
rodando por las colinas
con celestes
y rubias acuarelas


Empujando
a los contornos
las últimas golondrinas
que enjauló la primavera

0 comentarios:

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan