26 feb. 2008

El árbol olvidado


.
soy un árbol solitario
en el yermo desolado
y no te agrada el cobijo
de mi sombra

¡Me arrancas cortezas!
Bebes mi savia,
sangre del alma
y me das el odio,
de tu naturaleza
secando mis ramas.

Mil veces intento
el suicidio...
expongo mi rama robusta
al juicio de rayos
y los pájaros
vienen en mi auxilio,
en los dias abrileños,
inicios de mayo.

¡Que locura!
No quieras mi sombra
ni el fruto,
que medran mis labios

0 comentarios:

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan