6 ago. 2008

El halcon y la gaviota


Mojaré tus alas
con el rocío de mi aliento
gaviota intrépida
princesa de los vórtices
en los cuatros vientos
.
Extendenderé mis brazos
para darte cobijo
y en el momento exacto
que el sol anuncie
el preludio de enero
te invitaré a la cosecha
del trigo
para
que coman y beban tus hijos
de las huellas digitales
de mis dedos
.
Gaviota andariega
que busca raices
en la telaraña
de la fértil retama
en mi convexo iris
de miradas presas
entre luz y sombras
de mis pestañas
.
Besaras la luna
y...en las cimas
de las òlas
buscando senderos exiguos
te colgarás
de estrellas fugaces
.
Y no podrás negar
¡Que existen las formas !
que gaviotas
comiencen idilios
con las aves rapaces

8 comentarios:

Beduina dijo...

Me encontrè con una composiciòn preciosa, claro que el romance existe aùn entre aquellos que parecen imposible de enamorarse.

p dijo...

hola juan

presioso,besoss

patricia♥

Hilda Breer dijo...

Juaaaaan,qué lindo! Cuando vuelva de mis vacaciones me ocuparé de leerte con tranquilidad... Cariños y a tu familia. Hilda Breer

Agustín Gribodo dijo...

Es un buen poema, y creo que el encanto reside en esa fusión de opuestos. El genio del hombre está en encontrar un vínculo donde aparentemente no lo hay. Ver lo que otros no ven.
Gracias Juan.

Juan Carrizo dijo...

Gracias Beduina por tu aporte,me gustó tu apreciación de mi poema

Juan Carrizo dijo...

Patricia me alegra tu visita por el blog ¡¡Que no se corte!!

Juan Carrizo dijo...

Hilda gracias por tus cariños a mi familia y por leer mis poemas

Juan Carrizo dijo...

Agustin diste justo en el clavo la fusión de lo opuesto,ese es el punto,si lo logre con este simple poema estoy contento

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan