7 nov. 2011

Mi salvador



¡Oh Dios mío!
no dejes que me acongojen
fragmenten mi piel
y cual flor marchita
me deshojen

A mi
que hice rodar  lunas
Sobre  mejillas del pobre
que antes cabellos cenizas
doblé mis rodillas

Que arrendé  magia
de golondrinas de cobre
para darle primaveras
al que sufría desahucios

Extendiendo mis manos
y cruzar laderas
al que en el desierto árido
jadeaba en cansancios

¡Oh! Dios mío
no acabaran con mi fe
te elogiare como el magnifico
salvador de mi persona

Desde que el sol se acuesta
a dormitar milenios
hasta que de nuevo asoma
saciando la sed de mi genio

5 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION

JUAN CARRIZO

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

José
Ramón...

Juan Carrizo dijo...

Gracias por tu comentario tan original José Ramón,estuve paseando por tu blog,lo cual me agradó y lo recomiendo

Encarni Urbano dijo...

Hermoso poema, que nos llega,a veces el dolor nos aprieta tanto,que alguien lo utiliza para punzar nuestra fé,pero siempre hay una salida y una fortaleza que nos eleva,y nos salva. Un abrazo.

Juan Carrizo dijo...

Encarni me alegra que hayas leido este poema y comentado con sabiduría

Susana dijo...

También me encanta tu poesía y que seas de Dios, un abrazo

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan