5 nov. 2007

Las cinco máximas de la vejez



Hija si alguna vez
te causo dos o tres lágrimas
en mi vejez

Recuerda
que cuando eras niña
lloraste muchas veces
y te consolé

Hija si alguna vez
te pido una taza de café
y por viejo
se me caiga en el mantel

Recuerda que cuando
eras niña
tus vómitos con mi pañuelo
limpié

hija si alguna vez
tienes contratiempos
porque enfermo yo esté

recuerda
que cuando niña
en tu cuna y con fiebre
te arropé

hija si alguna vez
trémulo tembloroso
no pueda
mantenerme en pie

recuerda
que cuando eras niña
en tus primeros pasos
fui el sostén

0 comentarios:

 
© 2009 Template modificada por el grosso Facu para Juan